Importancia de la nutrición

¿Qué es la nutrición?

Junto con la actividad física y los factores psicológicos y emocionales, la nutrición es el principal determinante de la salud de las personas. Pero ¿qué es la nutrición? A veces nutrición se confunde con alimentación, y aunque sin duda son conceptos están íntimamente relacionados, no son términos equivalentes.

La nutrición es el proceso por el que nuestro cuerpo obtiene los elementos necesarios para funcionar, es decir los nutrientes. Y lo hace a través de la ingesta de alimentos, a lo que genéricamente llamamos “dieta”.

Una dieta equilibrada incluye una diversidad de alimentos suministrados en cantidades adecuadas (ni insuficientes ni excesivas), lo que depende de las características individuales atendiendo a la edad y al estilo de vida.

Los requerimientos nutricionales no son los mismos en la infancia o en la pubertad que en la adultez o la vejez; por otro lado, una mujer embarazada o un deportista tendrán demandas nutritivas especiales, pues la situación fisiológica también condiciona las demandas nutritivas. Es por este motivo que se enfatiza en la idea de que no existe una dieta ideal que sirva para todos, aunque sí existe un criterio consensuado acerca del tipo de alimentos que debe incluir una dieta cotidiana estándar, a fin de garantizar la cobertura de las necesidades energéticas y nutritivas de la población sana. También de esta manera se contribuye a la prevención de ciertas enfermedades relacionadas con los desequilibrios alimentarios.

Los nutrientes son las sustancias aprovechables por el organismo y necesarias para cumplir las funciones vitales. Teniendo en cuenta las cantidades que se requieren, se los suele dividir en macronutrientes y micronutrientes. Los primeros incluyen las sustancias que se necesitan en mayores cantidades: hidratos de carbono,  grasas y  proteínas; entre los segundos se ubican las vitaminas y los minerales, que son indispensables aunque a dosis muy pequeñas.

El agua y la fibra también son esenciales en nuestra dieta, pues desempeñan un papel muy importante para el buen funcionamiento del organismo.

Dado que todas estas sustancias se encuentran distribuidas en la naturaleza de manera no uniforme, es necesario combinar en la dieta muchas clases de alimentos diferentes para obtener la proporción óptima de todos los nutrientes necesarios.

Para satisfacer las demandas energéticas cotidianas vitales (como el bombeo del corazón, la respiración, el mantenimiento de la temperatura corporal), y el desarrollo de la actividad en general, es necesario incorporar carbohidratos; estos se descomponen en glucosa, fructosa y galactosa.

Si el cuerpo no ingiere carbohidratos, puede convertir las proteínas en glucosa; y si hay una ingesta demasiado grande de carbohidratos el cuerpo los convierte en grasas. Las proteínas se descomponen en aminoácidos, que luego son utilizados para la formación de músculos, de componentes claves del sistema inmune, de hormonas, o  de compuestos necesarios para el normal funcionamiento de órganos y tejidos, entre ellos el sistema nervioso.

Las grasas o lípidos, por su parte, también intervienen en la formación de sustancias vitales que participan en el funcionamiento del cerebro, por ejemplo, también para todo lo relacionado con la producción de hormonas. Algunas vitaminas, como la A o la D, no son solubles en agua sino en lípidos, de manera que el organismo debe disponer de sustancias grasas para vehiculizarlas y que así resulten biodisponibles.

Somos lo que comemos

Numerosos estudios llevados a cabo en distintas partes del mundo revelan la importancia de la nutrición en la promoción de la salud y del bienestar físico y emocional, y las graves consecuencias de la desnutrición, sobre todo en la población infantil.

Nuestro organismo necesita alimentos de 3 a 5 veces por día para producir los compuestos requeridos, y son nada menos que 114 los nutrientes básicos que diariamente necesitamos. Es el conjunto armónico de todos los nutrientes lo que nos permite formar y mantener nuestros órganos, tejidos y  sistemas, entre ellos aquel que nos permite defendernos  de agentes infecciosos.

Tanto si hay deficiencias como si hay exceso de determinados nutrientes, lo que seguramente se relaciona con el consumo desequilibrado  de alimentos, está en riesgo la salud. Mantener una correcta nutrición nos permite tener una vida plena y saludable. Se ha estimado que alrededor de 4 de cada 10 muertes que se producen en los Estados Unidos se vinculan con una mala alimentación, que a su vez deriva en una incorrecta nutrición. Estas estadísticas y muchas otras dan cuenta de lo decisiva que es la nutrición.

La longevidad de las personas también podría vincularse con la nutrición. Cuanto mejor nutridos estemos, más fuerte será nuestro sistema inmunológico y menos probabilidades tendremos de contraer enfermedades, algunas de las cuales pueden tener un desenlace fatal.

Es importante informarse acerca de la composición de los alimentos que compramos. Para eso hay que leer las etiquetas que dan cuenta de los ingredientes nutricionales, y no solo prestar atención a las calorías, sino también fijarse el tipo de grasas o edulcorante artificial contienen, por ejemplo, o los minerales que aporta; el calcio y el hierro son particularmente importantes para nuestra salud.

En algunos colegios ya se ha incorporado a los programas de estudio el tema de la educación alimentaria, que tanto influye en cuestiones de nutrición. Una buena nutrición evita grandes problemas de salud pública, como enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes, obesidad.

La mejor manera de asegurarse de que está recibiendo la cantidad correcta de la nutrición en su dieta es consultar con un profesional, que puede evaluar su estado de salud actual y recomendar una forma de aumentar su sistema inmunológico sin dañarlo en el proceso.

Una buena alimentación contribuye a mejorar la salud, aunque obviamente se debe apoyar con otras medidas, como ser el  ejercicio regular, no fumar, beber con prudencia,  además hay que aprender a manejar el estrés y efectuar controles médicos periódicos.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Clasificaciones (2017). "Importancia de la nutrición". Recuperado de: http://www.tiposde.org/salud/863-importancia-de-la-nutricion/