Concepto de profesionalismo

¿Qué es el profesionalismo?

El término profesionalismo es utilizado para referirse a la capacidad y el compromiso al realizar una actividad para la que se ha sido contratado y por la cual se percibe una retribución. Aunque en general, se refiere al ámbito de actividad profesional más tradicional (servicios prestados por médicos, arquitectos, psicólogos). El término también se usa para hacer alusión a la solvencia que muestran las personas implicadas en otros ámbitos laborales, como actores, músicos y deportistas.

El profesionalismo no solo incluye la realización correcta de la actividad, también comprende la sujeción a los estándares éticos que en todos los casos las profesiones implican. El hecho de acotar lo de profesionalismo a las circunstancias en las que ‘se percibe una retribución’ intenta excluir a las tareas que se hagan de manera amateur.

Las claves del profesionalismo

La cortesía, la honestidad y la responsabilidad en los compromisos asumidos son parte fundamental del profesionalismo. En particular cuando se trata de tareas que implican relación cara a cara con otras personas, el profesionalismo tiene muy en cuenta la relación interpersonal que se genera.

La cooperación entre los distintos sectores de una empresa también será una muestra del profesionalismo de los sujetos involucrados. Esto se remarca especialmente, pues a menudo la repetición de tareas aleja a los individuo de los objetivos generales de la organización, en tal caso será una muestra de profesionalismo por parte de los directivos insistir en que no se pierdan de vista los objetivos de la compañía toda.

El profesionalismo, hoy

El alcance del concepto está puesto en discusión en estos tiempos. La era virtual que transitamos permite que cada vez haya más autodidactas, personas que adquirieron conocimientos o destrezas sin haber cursado estudios universitarios. Por eso resulta interesante repensar el profesionalismo como una cualidad que va más allá de la existencia de un diploma, y a la vez tener en cuenta que prepararse para ejercer una función no es simplemente conocer cómo se hace,

La ética y el profesionalismo

La condición de ser profesional también implica compromisos éticos, prueba de ello es que se suele, tras graduarse en alguna profesión, realizar un juramento comprometiéndose a respetar ciertos estándares relativos a la ética y el respeto. El más conocido y quizá antiguo sea el juramento Hipocrático de la medicina, en el que el médico asume el compromiso de abogar por la salud de todos, alejarse de toda forma de corrupción, respetar la confidencialidad de la información a la que puede acceder, y compartir preceptos y enseñanzas de la medicina en forma abierta.

Los abogados también deben realizar un juramento, comprometiéndose a respetar la Constitución y a ejercer su trabajo de forma honrada. La deontología profesional periodística es su equivalente para el periodismo, pero aquí adquiere una dimensión diferente, ya que el periodista tiene una influencia directa sobre su público y forma sus opiniones: el faltar a alguno de los principios que la sustentan (la búsqueda de la verdad, la investigación de todos los hechos, la diferenciación entre opinión e información, la rectificación de las informaciones erróneas, entre otros), no solo se degrada a la profesión, sino que también defrauda a quienes lo leen o lo escuchan.

Artículos Relacionados:

Cómo citar este texto

Enciclopedia de Clasificaciones. (2016). Concepto de profesionalismo. Recuperado de: http://www.tiposde.org/sociedad/1007-concepto-de-profesionalismo/