A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de oficios


El concepto de oficio alude a aquellas actividades laborales que, para ser ejercidas, no exigen haber realizado algún tipo de estudio formal. Con el paso del tiempo algunos de los oficios que se siguen manteniendo son:

Fontanero: es aquel que se orienta a mantener y colocar las instalaciones de agua potable y residual que se encuentran en inmuebles como locales, hogares o talleres. Además, las personas dedicadas a la fontanería se encargan de las instalaciones de calefacción y gas.

Electricista: consiste en reparar y colocar instalaciones vinculadas con la electricidad, tanto en hogares y locales como en espacios públicos. Sus tareas son de lo más variadas y pueden tener distintos niveles de complejidad, por lo que pueden dedicarse a reparar desde líneas de alta tensión hasta enchufes.

Mecánico de automóvil: las personas dedicadas a realizar este tipo de oficio reparan, mantienen y revisan vehículos motorizados de distinto tipo, ya sea automóviles, motocicletas, camiones, entre otros.

Colectivero: este oficio consiste en conducir colectivos de pasajeros, ya sean de corta o larga distancia. Para poder ejercerlo, es necesario contar con una licencia especial que autorice la conducción de este tipo de vehículos.

Taxista: quien conduce un taxi para transportar pasajeros. El taxi puede ser propio o alquilado y para realizar este trabajo es necesario contar con una autorización legal que habilite al conductor.

Pintor: los pintores son aquellas personas que se dedican a pintar distintas clases de superficies, como ventanas, puertas o paredes de hogares, locales o espacios públicos. Muchas veces, para no confundirlos con las personas que se dedican a la pintura artística se les dice “pintor de brocha gorda”.

Albañil: aquellas personas que lo ejercen se encargan de construir edificios, tapias y paredes. También trabaja en la construcción de redes drenaje, zanjas y encofrados de hormigón.

Herrero: es aquella persona que se dedica producir elementos de acero o hierro valiéndose de ciertas herramientas específicas, como tenazas, yunques y forjas. Para poder moldear el material el herrero debe recurrir al calor hasta que el objeto se vuelva incandescente.

Jardinero: quienes se dedican al oficio de la jardinería se encargan de cultivar, cuidar y mantener un jardín, ya sea con fines alimenticios o meramente estéticos. Esta actividad puede ejercerse tanto en lugares cerrados como abiertos, grandes y pequeños y para llevar a cabo sus actividades recurren a podadoras, palas y máquinas de cortar césped, entre otras herramientas.

Gasista: es el que se dedica a la instalación, reparación y mantenimiento de cañerías y artefactos de gas de cualquier tipo.



Carpintero: las personas dedicadas a la carpintería trabajan con la madera para transformarla y así poderle dar diversos usos. Dentro de éste se distingue al ebanista, que es aquel carpintero que se dedica a la construcción de muebles de manera especializada.

Panadero: la persona dedicada a este oficio puede ser quien se encarga de preparar el pan o bien, ser aquel que lo vende al público. Actualmente se ha profesionalizado y ya existen carreras universitarias y terciarias que enseñan esta actividad formalmente.

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: